Es de planta rectangular de una sola nave de tres tramos y cabecera de menor anchura y Altuna.

Mide 40 m de largo por 14´90 de anchura, es de una sola nave de tres tramos y cabecera de menor anchura. El material empleado en su construcción es la mampostería y el ladrillo, utilizándose el sillar de granito sólo en los arranques de los contrafuertes. Las cubiertas de los tramos de la nave son a cuatro aguas y tres el de la cabecera.


Exterior de la Iglesia

El frente del edificio tiene adosada una construcción nombrada como patiecillo, que afea e impide la visibilidad de la parte izquierda, al estar pegada, a la jamba izquierda de la puerta de la portada, sobre ella se colocó años después una verja, que no arregla del todo la parte estética debido a su altitud a la que se instalaron.

El costado de la epístola presenta tres vanos de medio punto en arquivoltas de ladrillo.

Destacan tres contrafuertes, uno en el ángulo Sureste por sus grandes medidas, realizado todo en ladrillo excepto el arranque que lo hace con granito y en sillares no muy bien encuadrados, realizado en 1742, tras la caída de un rayo en 5 de mayo; los otros dos de parecidas características, presentan menor presentan menor sección en su parte alta tomando forma tronco-piramidal.

La portada de este costado es adintelada por dos pilastras adosadas y decoradas con molduras en forma de jambas, Sobre ella muestra un entablamiento con friso sin decorar, en cuyo centro muestra la cifra de 1691. Sobre el friso, una cornisa modulada y por encima de ella y en el centro, una hornacina modulada en cuyo interior descansa una talla en piedra de la Virgen de la Candelaria, con armas de los Figueroa en la base de su peana. La hornacina queda rematada con un frontón triangular con tímpano sin decorar y en los extremos dos aletones enrollados sobre sí mismos, junto a ellos, dos chapitelines terminados en punta cierran lateralmente la decoración.

Junto al ábside, se construyó, ya en el siglo XX. Una edificación que se utiliza de sacristía, desechando la primitiva que perdura en el lado del evangelio.

El Ábside es poligonal de tres lados, siendo el central mayor i.e. los laterales, presenta los centrales un vano rectángulo con reja de fecha posterior a la iglesia, y otros dos, uno en cada costado de forma rectangular y de escasa altura.

El costado del evangelio, quedó oculto desde a partir del año 1766, por orden del párroco Don Juan Salinas. En este costado se halla adosada la cara norte de la torre.

Interior de la Iglesia

En su interior toda la nave de la iglesia y su cabecera están cubiertas con bóvedas de crucería de nervios de granito excepto en la cabecera que son de ladrillo, viniendo a descansar en columnillas adosadas sin decoración.

El acceso a la capilla mayor se realiza mediante arco toral de medio punto que muestra en su frente las armas de los Figueroa. Por pequeños vanos se acceden a las dos sacristías, la antigua con artesonado ya en su tiempo restaurado y a la nueva, que presenta el mismo tipo de bóveda de la iglesia.

El estado de conservación de muros y bóvedas causa a la vista una sensación de abandono.

Los nervios de las bóvedas de los tres tramos de mayor altura, forman estrellas los del segundo y tercero, de granito y plementos de ladrillo. Algunas claves se decoran con motivos florales y la central de la bóveda del segundo tramo está decorada con el escudo papal con llaves cruzadas. La del primero también estrellada de ocho puntas es la única con combados, disponiendo su clave central agujero por el que bajaban las cuerdas para tocar la campana.

El Coro sobre escarzado es de época posterior, dispone de barandal corrido de hierro. A los pies y lado del evangelio, la bóveda que soporta la torre también de crucería con nervios de granito y claves sin decorar.

 

 


ultimas_encuestas
¿Qué sección de la nueva web le gusta más?

Las imágenes
Las panorámicas
La información
La previsión meteorológica




Portal diseñado por MAFRAIN
css  wai-a